La cueva de Coro Trasito es uno de los yacimientos prehistóricos excavados a mayor altitud de España, con restos de ocupaciones humanas de la Edad del Bronce y del Neolítico antiguo.

Los datos que proporciona replantean la visión tradicional de la vida humana en las zonas de montaña del sur de Europa.

Las excavaciones arqueológicas han iniciado este lunes 6 de junio y duraran hasta el sábado 25 de junio.

 

Este lunes ha comenzado una nueva campaña de excavaciones arqueológicas en la cueva de Coro Trasito, en el pueblo de Tella (Tella-Sin), en la comarca de Sobrarbe. El yacimiento se sitúa a    1600 m. de altitud, muy cerca del límite oriental del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Consiste en una cueva de más de 300 m2 situada a escasos metros de la Cueva del Oso. En ella en los años 80 del siglo pasado diversos espeleólogos localizaron restos arqueológicos. En 2011 el arqueólogo Javier Rey Lanaspa (del Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno Aragón) realizó una primera intervención en el sitio, actuación que tuvo continuación el año 2013 con el mismo Javier Rey junto con Ignacio Clemente (CSIC) y Ermengol Gassiot (UAB). Desde entonces cada año se está excavando el yacimiento.

Los estudios en curso han confirmado el enorme potencial del yacimiento, que fue habitado desde hace 7300 años hasta, por lo menos, 6600 años. Después de un período de desocupación, unos 3400 años atrás volvió a ser ocupado durante una época más breve. Fruto de esta utilización de la cueva, se conserva un potente registro sedimentario con unas excelentes condiciones de preservación. Este hecho ha permitido recuperar una gran variedad de materiales arqueológicos. Hasta la fecha su estudio ha permitido constatar la existencia de unas prácticas agrícolas consolidadas hace 7300-7100 años, indicando que ya en una fecha muy antigua del Neolítico peninsular el Pirineo axial albergó cultivos de trigo y cebada. En esa época los habitantes del yacimiento practicaron también una ganadería de ovinos, vacuno y cerdos, un dato que contrasta con el patrón tradicional ganadero de los últimos siglos en el Pirineo aragonés.

La campaña de este año permitirá avanzar en la excavación en extensión de las ocupaciones neolíticas más recientes, de más de 6000 años de antigüedad. En paralelo se están llevando a cabo prospecciones arqueológicas en los entornos de Coro Trasito, que llevan a documentar yacimientos inéditos hasta la fecha. Ambas actividades cuentan con la participación de estudiantes del grado de arqueología de la UAB. En las excavaciones participan, además, voluntarios del programa “Excava con el Geoparque del Sobrarbe”. Los trabajos se realizan gracias al apoyo económico y logístico de la Comarca del Sobrarbe, el ayuntamiento de Tella-Sin, el Ministerio de Cultura, el Ministerio de Economía y Competitividad, el Gobierno de Aragón y la Universidad Autónoma de Barcelona.

close

Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Ir al contenido