Conjunto paisajístico protegido que muestra una orografia plagada de contrastes: paisajes de extrema aridez dominados por los gigantescos macizos calcáreos de Monte Perdido, desde el que emergen a modo de brazos los verdes valles de Ordesa, Añisclo, Escuaín y Pineta, recorridos respectivamente por los ríos Arazas, Bellos, Yaga y Cinca; el Cilindro de Marboré y Soum de Ramond o Pico Añisclo.

Aquí conviven una gran variedad de especies de flora y fauna como la perdiz nival, el quebrantahuesos o la endémica rana pirenaica; que habitan entre extensos pastizales, frondosos bosques de hayas y abetos, violentas cascadas y pacíficos ibones, profundos cañones, barrancos y glaciares.

A este espléndido mosaico de ecosistemas y paisajes, se suma un mundo subterráneo que convierten a Ordesa en un lugar excepcional de extraordinaria belleza.

close

Regístrate para recibir contenido interesante en tu bandeja de entrada, cada mes.

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.

Ir al contenido